Tendencias en Diseño de Interiores para teletrabajo o cómo preparar tu hogar para trabajar: Elementos que producen bienestar y te ayudarán a teletrabajar

 

Vivir en plena época de digitalización ha permitido a millones de personas en todo el mundo, en uno de los peores años de nuestra vida, dada la pandemia mundial por COVID-19 que nos ha exigido aislarnos en nuestras casas, optar por el ahora ya más que conocido teletrabajo.

El teletrabajo ha aumentado la eficiencia de los trabajadores, al eliminar reuniones improvisadas, charlas entre compañeros y visitas de clientes inesperadas. Y, como es evidente, el trabajo en casa suprime también los desplazamientos, por lo que el tiempo que pasamos en pleno tráfico yendo a trabajar y volviendo a casa lo podemos dedicar a nosotros, a nuestra familia o a empezar nuestra jornada laboral.

Si bien los beneficios del teletrabajo son muchos, para que este sea realmente fructífero será esencial aprender a sacar el máximo partido a los espacios que tenemos en casa y que destinaremos a trabajar. En este artículo queremos dejarte algunos de los elementos imprescindibles que necesitarás para que puedas hacer de tu vivienda la mejor oficina.

Después de tantos meses trabajando en casa, muchas personas han señalado que, aunque el teletrabajo les ha dado más flexibilidad y ha mejorado su vida familiar y social y les ha permitido tener más tiempo para ellos mismos, también ha provocado que vivan en un eterno “Día de la Marmota”.

Para evitar la sensación de encierro y fatiga (¡algo que también pueden sentir nuestros estudiantes,  que muchas veces pasan del trabajo y de clase a nuestro curso online!), en Fotepro le damos muchísima importancia a un buen diseño del espacio de trabajo.

Luz natural

 

Tener acceso a luz natural en nuestra pequeña oficina en casa aumenta la productividad. Además, estar expuestos a la vitamina D promueve a aumentar nuestra salud y a mejorar nuestro comportamiento hacia nuestro trabajo.

¿Cómo puedes aprovechar la luz natural para teletrabajar?

 

  • Intenta colocar el espacio de trabajo enfrente de una ventana, ya que si la luz te llega por detrás tendrás posibilidad de deslumbramiento.
  • Utiliza cortinas que te ayuden a suavizar la luz y también a reducir la fuente de calor, sobre todo en los meses más calurosos del año.
  • Intenta utilizar, siempre que sea posible, la luz general, como puede ser el punto de luz del techo de la habitación.
  • Si no tienes acceso a iluminación natural, considera la opción de reemplazar tus bombillas actuales por unas que no sean ni muy frías ni muy cálidas. Aunque la luz fría ayuda a mantenerte concentrado, si no te gusta este tipo de luz, apuesta por una luz cálida de alrededor de 3000K.
  • Por otra parte, en el caso de que tengas que utilizar una luz de apoyo, como puede ser un flexo, intenta colocarlo en el lado contrario al que escribimos, para evitar deslumbramiento.

 

¿Cómo puedes aprovechar la luz natural para teletrabajar?

La conexión a Internet

 

¡No llegarás a ninguna parte sin una buena conexión a Internet! Una conexión deficiente es una fuente de distracción y de reducción del rendimiento a final del día. Te sugerimos que chequees bien las diferentes opciones de tu proveedor y decidas cuál es tu mejor opción para un mejor trabajo en casa.

 

La conexión a Internet

Las vistas, si son a un jardín, mejor

 

No hay nada como trabajar con buenas vistas. Aunque parezca que puedan despistarnos y que soñemos más con estar fuera que en casa, unas buenas vistas también nos animarán a trabajar más para disfrutar después de nuestro tiempo libre.

¿Y qué pasa si no tienes buenas vistas? ¡Es momento de poner en práctica tu imaginación! Si necesitas verde para que te dé sensación de espacio y libertad, puedes preparar tu propio jardín botánico añadiendo todas aquellas flores y plantas que te den mayor bienestar.

 

Las vistas, si son a un jardín, mejor

Mobiliario ergonómico 

 

Una buena silla de oficina que se adapte a las características de tu cuerpo y que te ofrezca el apoyo adecuado será tu mejor compañero de trabajo. Te notarás menos cansado a lo largo del día y con menos dolores asociados a una mala postura.

Además, un espacio de trabajo con una buena ergonomía te ayudará a ser más productivo y a reducir el cansancio y estrés.

La silla, una mesa a tu altura, un ordenador de calidad con pantallas que no dañen tu vista… ¡todo cuenta para que tengas la mejor jornada laboral!

¿Cómo puedes diseñar un espacio de trabajo ergonómico?

 

Utiliza una buena silla de oficina, que tenga un buen apoyo en la espalda. Si fuera necesario, apóyate con cojines. Lo más importante es que tengas una postura correcta y que monitor del ordenador esté colocado a la altura de los ojos, para evitar forzar las cervicales. También debes tener en cuenta los brazos, éstos deben estar a 90º. Por ello, las sillas de oficina con reposabrazos son una buena opción.

Por otra parte, evita cruzar las piernas para no perjudicar la circulación. Para ello, utiliza un reposapiés y si el suelo es muy duro utiliza una alfombra. Además, evita sentarte en un escritorio rodeado de muebles. Lo mejor es utilizar un tablero con patas y utilizar una cajonera que se pueda mover, para ponerla a continuación, ya que de lo contrario no vas a poder moverte libremente.

 

¿Cómo puedes diseñar un espacio de trabajo ergonómico?

Asígnate un espacio de trabajo 

 

Tener claro qué espacio de la casa es para el trabajo y cuál es para el ocio, te permitirá una mayor concentración. Deja fuera de tu vista todo aquello que pueda distraerte: tu pack de pinturas, tu consola e, incluso, el móvil, si nada de ello es necesario.

Además, si tienes familia, pide que respeten tu estancia de trabajo, ¡sobre todo si tienes niños pequeños! 

 

Asígnate un espacio de trabajo 

Y por último, ¡ten disciplina y organízate!

 

El teletrabajo tiene sus beneficios, pero muchas veces por el hecho de trabajar desde casa olvidamos la organización, siendo menos productivos. Así que para terminar te damos unos pequeños consejos de organización.

 

  1. Márcate una rutina como si fueras a la oficina. Vístete como si fueras a trabajar fuera de casa y establece horarios de trabajo y ratos de descanso. En caso de no hacerlo puedes terminar estresándote, lo que a la larga te puede perjudicar en tu salud mental.
  2. Evita distracciones, sobre todo con dispositivos móviles. Silencia el móvil y guárdalo mientras sea tu hora de trabajo.
  3. Haz descansos breves y frecuentes. Levántate para estirar las piernas. Da pequeños paseos cada 20 o 30 minutos.
  4. Separa el ocio con el trabajo. Deja las tareas del hogar, mirar las redes sociales o cualquier otra actividad de ocio para fuera del horario laboral. Estás en casa, pero estás trabajando.

 

En Fotepro, nuestra escuela de formación online, apostamos porque nuestros alumnos estudien desde casa en las mejores condiciones. Esperamos que estos consejos sobre cómo conseguir que nuestro hogar sea el mejor espacio de trabajo puedan ayudarte a diseñar un espacio sano y libre de distracciones.

Para más información sobre nuestros cursos y másteres de interiorismo y arquitectura, rellena nuestro formulario de contacto con tus dudas y te responderemos muy pronto. ¡Te esperamos!

Deja una respuesta